jueves, 5 de enero de 2017

5 de enero - 15:20

Las nuevas tecnologías han creado oficinas más chulas: los bares

Escribí algo bonito el otro día y lo bonito se convirtió en humo. No le gustó a nadie. Ni un solo "me gusta" en la página del periódico en Facebook. Pues nada, volvamos a las hostias, contra todo, que es lo que tiene éxito. Comprobado. Mientras tanto yo cobro por lo que escribo para poder hacerlo en bares que me gustan de ciudades diferentes a la que nací. Hoy he escrito el artículo de mañana en este sitio tan agradable con esta canción de Iván Ferreiro en bucle. Ojalá mañana se peleen a gusto mientras desayuno en una cafetería que tiene un café sublime, lejos de todos, tras haberme ido esta noche a ver a su hermano Amaro tranquilamente, echando unas cervezas conmigo mismo sin pelear con nadie. Volveré al hotel por el camino más largo, con los cuellos subidos, escuchando la misma canción, para pasear la noche con calma. Hoy no hay Reyes Magos. No tengo sueño.







No hay comentarios:

Publicar un comentario