miércoles, 7 de diciembre de 2016

Roma Vincit

Roma... mi patria. Qué gran arqueólogo al servicio de Roma podría haber sido de no ser por esta alergia a la melancolía que me apartó de la Historia. Necesito ir a Roma a ver el Panteón y esas ínsulas que quedan junto al monumento de Víctor Manuel II. Necesito pasear por la vía 4 de noviembre entre los pinos, parado delante el mercado de Trajano, con un calor que joda el cuerpo y el alma, sudando feliz. Quiero ir por la vía del Corso desde la plaza de Venecia hasta el fin del mundo. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario