viernes, 6 de abril de 2012

Gorrón

Empiezas a tener pasado, muchacho, y eso terminará por condenarte. Lo llevas escrito en la cara y en los dedos. Lo sellas con los labios, por eso te subes a las rocas a gritar contra todo pero no consigues nada. Eres insignificante pese a que los focos te siguen, bajas, caminas por el escenario, buscas una nueva estructura a la que encaramarte y seguir predicando, como el apóstol del NO que eres. Pero tú y yo no nos parecemos en nada. Mi no es autentico. Un no completamente vital y desbocado. Un no completamente feliz y seguro y demoledor. El mayor no construido. Un no afirmativo.

Te veo recorrer convencido la senda que ni tú te crees. Eres un tipo extravagante, dicen, pero a mí me pareces un mentiroso. He visto a tantos como tú que ya he perdido la cuenta. Os parecéis tanto que a veces diría que sois todos la misma persona. Un escenario, luz, un micrófono y mil altavoces apuntando a un público convencido de antemano. Y encima les cobras entrada. Y te la pagan.

-Ya, bueno... la vida es un incordio. Sácate la última copa, anda, que yo no he traído pasta, y deja de dar el coñazo. 

Fuera ha comenzado a llover, habrá que abrir el paraguas. Hacia el mar viene más tormenta. A ver...
 
Tyson Cosby - Spy girl

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada