viernes, 9 de diciembre de 2011

¿Sabes, Alfred?

¿Sabes, Alfred? A veces leo. Es más, a veces leo y después me da por pensar. El otro día leí en el periódico que el Universo era infinito, y luego me pregunté que para qué lo era, si sería imposible recorrerlo entero. Pero no le di más importancia, ya sabes que tú y yo no somos de viajar mucho, y menos conduciendo de noche. Si el Universo fuera infinito, sólo habría un camino de ida, que se cruzaría con otro de ida ¡ojo! quédate con ese dato Alfred, en sentido contrario, y con mil millones de caminos de ida más. Siempre iríamos. Nadie podría volver. Y eso sí que es una putada, Alfred, sobre todo para ti, con lo que te gusta regresar, una y otra vez. Que yo sepa, has vuelto aquí seis veces. No podrías vivir en un Universo infinito.

Piensa conmigo un poco más, Alfred. Si el Universo fuera infinito y sus caminos por lo tanto también, ¿qué nos impediría concluir qué hay en ese infinito otro mundo, como el que vivimos? Nada. Dentro del infinito todas las posibilidades son verdaderas porque fuera del infinito no existe nada. Alfred, ¿me vas siguiendo, verdad? Chico listo. Continuemos. Si existen infinitos mundos, también tú y yo somos infinitos. Estaríamos multiplicados tantas veces como nos diera la gana, Alfred. Pues bien, de todas las posibilidades y de todos los mundos en los que existimos tú y yo, has decidido venir a ponerme los cuernos justo en la realidad en la que yo tengo una pistola para apuntarte a las pelotas. Alfred, mira que tienes mala suerte...

René Magritte - La reproduction interdite

4 comentarios:

  1. En este preciso momento me alegro de ser finita... Mira lo que te pasa, Alfred, por ser tan infinito.

    ResponderEliminar
  2. entonces, si ahora os habeis encontrado, después de vagar por vuestros caminos de ida, eso significa que hay convergencias, que no todo es paralelo, no?

    ResponderEliminar
  3. ''Chico listo''... La infinidad del pensamiento, delirio poético. Muy bueno.

    Un gusto.

    ResponderEliminar
  4. En un universo infinito, por definición, todo lo que se nos ocurra tiene que ser. Creo. Bueno, no sé. Jeje...

    Gracias por vuestros comentarios!

    ResponderEliminar